El trabajo híbrido puede reducir las emisiones de carbono hasta en un 70%

  • Actualidad
Trabajo hibrido sostenibilidad

Dividir el tiempo entre un espacio de trabajo u oficina local, el trabajo desde casa y los desplazamientos ocasionales a una sede central en el centro de la ciudad ofrece el mayor ahorro de emisiones de carbono. El 88% de los trabajadores afirma que el trabajo flexible es importante a la hora de asumir un nuevo puesto de trabajo.

Un nuevo estudio de IWG ha comprobado el enorme potencial de ahorro en las emisiones de carbono gracias a la adopción generalizada del trabajo híbrido, que se ha extendido rápidamente entre los trabajadores de oficina, que ahora utilizan la tecnología disponible para trabajar donde les resulte más cómodo y sean más productivos.

Un desplazamiento tradicional de cinco días al centro de una ciudad es lo que más emisiones de carbono genera. En 2022, según datos de la OCU, 47% de los españoles usaba el coche para asistir al trabajo. El simple hecho de pasar menos tiempo en el centro de una ciudad o de desplazarse a la misma supone un descenso de las emisiones tanto de los edificios como de los vehículos. Permitir que las personas trabajen cerca de casa, repartiendo su tiempo entre el hogar y un lugar de trabajo local, tiene el potencial de reducir las emisiones de carbono relacionadas con el trabajo de un trabajador en un 70%.

El trabajo híbrido está resultando especialmente atractivo para los empleados, ya que, de acuerdo con datos de IWG, el 88% de los trabajadores afirma que el trabajo flexible es importante a la hora de asumir un nuevo puesto de trabajo, para ahorrar dinero y lograr un mejor equilibrio entre trabajo y vida personal. Al vivir y trabajar más cerca de casa, el trabajo híbrido ayuda a las personas a estar más sanas y ser más productivas.